5 aspectos en los que fijarte para elegir un culotte

Si has tenido ocasión de rodar con y sin culotte, seguro que conoces bien la diferencia: sencillamente no hay color.  

El culotte te protege de muchas de las vibraciones y golpes que llegan al sillín, te libera de la presión en los huesos isquiones y protege tu zona prostática. Te ayuda a transpirar y, por tanto, también a rodar más cómodo y mejor. Sin embargo, también es importante que, a la hora de elegir un culotte, tengas en cuenta una serie de premisas.  

En Sanferbike estamos para ayudarte. Por eso, y al igual que en nuestro post dedicado a los 5 consejos a tener en cuenta para comprar un maillot, en este otro post, te detallamos los 5 puntos básicos que has de tener en mente para hacerte con un culotte.  

Como siempre, ya lo sabes: en Sanferbike encontrarás la gama más completa de culottes. También una amplísima selección de productos de vestuario ciclista para que no te falte de nada. Nuestro objetivo es que todas y cada una de tus salidas ciclistas sean perfectas.  

1. La badana del culotte

Empecemos por lo fundamental: la badana del culotte marca la diferencia. Hablamos del elemento que te mantiene en contacto con el sillín. De la parte del culotte que hará que puedas rodar durante horas y horas sin molestias. Del gran aspecto a tener en cuenta, en definitiva. 

Hay quien cree, erróneamente, que una badana más gruesa equivale a mayor comodidad. Sin embargo, no siempre es así. De hecho, cuanto más voluminosa sea, en algunas ocasiones tenderá a dar más calor y, en consecuencia, a acumular más sudor. Y si es muy gruesa, puedes llegar a tener un efecto de «flaneo» y se mueva más de lo debido. Lo esencial es la composición. 

Las badanas están fabricadas con espumas de diferentes densidades. Y es precisamente en este punto, la densidad, en el que conviene fijarse. La densidad se mide en kg/m3, y es frecuente encontrar densidades entre los 40-50 kg/m3 en las gamas más económicas, de 70 a 120 kg/m3 en las gamas medias y hasta 200 kg/m3 en las gamas más altas.  

Culotte ciclismo

Como en tantas otras prendas enfocadas al ciclismo, la forma de nuestro cuerpo también es clave: una buena badana es aquella que se adapta a nuestra morfología. Si es excesivamente estrecha provocará que nos quedemos sin protección en determinadas zonas de apoyo. Y si es muy ancha es posible que nos genere roces y molestias al pedalear.  

Rapha

2. El tejido del culotte 

Al igual que ocurre con los maillots, y con cualquier otra prenda, el tejido empleado para la fabricación de un culotte marca la diferencia. 

Culotte ciclismo

Dependiendo del tejido del que esté hecho el culotte, se adaptará mejor a la forma de tu cuerpo. Cuanto más correcto sea dicho ajuste, mayor comodidad obtendremos. También más aerodinámica, un aspecto muy valorado por quienes buscan maximizar su rendimiento sobre la bicicleta. 

Y es muy importante la construcción y cantidad de paneles del culotte para que se adapte mejor a tu anatomía. Lo ideal es utilizar diferentes tipos de tejido, unos más elásticos para la parte genital, otros más resistentes (antiabrasión) para el apoyo o rozamiento con el sillín y en los laterales con más compresión para estimular el riego sangíneo. 

Gobik

De la misma manera, la composición del culotte influirá de forma decisiva en la transpirabilidad, otro punto clave a la hora de elegir un buen culotte. Sobre la bici, gestionar el sudor y la humedad puede llegar a marcar la diferencia. 

La lycra, por sus singulares prestaciones, es el material más empleado en la gran mayoría de culottes. Pero como en todo, también hay diferencias: notarás los distintos niveles de calidad en función de su densidad, su ligereza y su nivel de compresión.  


Este último aspecto no es menor. Los puntos de ajuste en las perneras del culotte en algunos tejidos tienen un efecto vasodilatador que favorece la recuperación muscular mientras hacemos ejercicio.  

3. La forma del culotte

Cada cuerpo es único. Y de la misma manera, el tuyo necesita un culotte apropiado a tus formas. 

Culotte ciclismo

Tirantes, ¿sí o no? Como en todo, hay matices. De entrada, los culottes con tirantes son muy recomendables, dado que sujetan mejor la prenda. 

Sin embargo, es en ellos donde conviene prestar mayor atención a la forma, pues si la longitud no es adecuada pueden traducirse en una tensión excesiva o roces que, a la larga, pueden generar incomodidad o las temidas rozaduras. 

Y por el contrario, si los tirantes son muy largos o ya están «dados de sí», el culotte tenderá a bajarse y por tanto el culotte no aportará toda la eficacia para el que ha sido diseñado y se consigue el efecto contrario, con un exceso de roce. 

Además la tendencia actua les fijar unos tirantes de cinta elástica que sujetan el culotte por los laterales, aportando más comodidad a la parte abdominal.  

4. La talla del culotte 

Por descontado, encontrar la talla correcta del culotte es fundamental. La gran mayoría de las marcas cuentan con tablas con las medidas y sugerencias de tallas.  

Una vez más, nadie como un profesional sabrá asesorarte sobre lo que necesitas. Y en ese sentido, en Sanferbike estamos para resolver todas las dudas que te puedan surgir.  


A ese respecto, he aquí una de las preguntas más habituales, especialmente entre los ciclistas primerizos: ¿Debo usar ropa interior debajo del culotte? La respuesta es NO. La ropa técnica está diseñada para darnos comodidad y protección en contacto directo con la piel.  

5. El uso que le vas a dar al culotte

Tan importante como todos los aspectos anteriores es el uso que le vayas a dar a tu culotte.

 ¿Vas a pedalear una pequeña distancia para ir al trabajo? Lo más probable es que no te haga falta ropa específica, más allá de prendas lo suficientemente cómodas. ¿Lo tuyo es un uso puntual? Hazte con uno, pero gastándote una cantidad razonable de dinero. ¿Sales con regularidad? entonces empieza a invertir en un buen culotte y notarás la diferencia. 

¿Eres de los que pedalea largas distancias? Necesitas un culotte de alta gama: y con una badana específica para largas distancias, no te vas a arrepentir. Y por supuesto, si vas a montar en invierno, necesitarás culottes largos de invierno y con una mayor protección aislante y de abrigo. O un culotte corto de invierno para combinar con unas perneras de distintos grosores según el frío. 

bikepacking

Para las medias y largas distancias, es muy probable que te convenga combinar el uso de un buen culotte con cremas protectoras específicas, que aportan lubricación y efectos antibacterianos y regenerativos en las zonas más sensibles y de mayor contacto. Te recomendamos la crema de Assos, nuestra favorita, existiendo una específica para hombre y otra para mujer, y usa siempre cremas de protección solar.  

Crema Assos

Culottes ciclismo: una enorme gama para cada ocasión 

Si quieres dar un vistazo a toda la gama de culottes de ciclismo disponibles en Sanferbike, aquí tienes todos: 

Y si quieres ver toda la gama de productos relacionados con el vestuario, aquí tienes miles de artículos: 

Desde Sanferbike siempre tratamos de informarte de todo lo que se mueve en el mundo de la bicicleta. Si quieres saber más, ponemos a tu disposición cualquiera de nuestras 4 tiendas de ciclismo en Madrid, o nuestra tienda online Sanferbike, con una enorme gama de bicicletas, componentes, vestuario  y accesorios de todo tipo. 

Si tienes alguna duda o necesitas mayor información sobre nuestros productos disponibles, no dudes en escribirnos a: atencionalcliente@sanferbike.com

#SanferbikePassionForCycling 

 

3 comentarios en “5 aspectos en los que fijarte para elegir un culotte

Los comentarios están cerrados.