Edad y Ciclismo. Qué sucede con nuestro rendimiento

Edad y Ciclismo. Qué sucede con nuestro rendimiento a medida que vamos envejeciendo…?

Ya sabemos que cumpliendo años nuestro rendimiento va decreciendo. Y con la edad, nuestra capacidad pulmonar y la capacidad de recuperación son menores y cada vez más lentos, por supuesto de forma mucho más acusada en gente sedentaria que en gente activa, y mucho menos a su vez en deportistas con objetivos “competitivos”.

“Acabo de cumplir años y ya estoy en una nueva categoría dentro de la competición, Master50. La verdad es que pesa más el número en si que la edad biológica que uno tiene, ya que intento desde hace bastante tiempo mantenerme en forma y no dejar de hacer deporte, en general. Y más estos 10 últimos años, en los que he podido mantener un nivel alto de rendimiento con dos horas al día de ejercicio. El ciclismo es el deporte que me ocupa un 75% de mi tiempo, también aprovecho para correr, patinar y nadar… y debería hacer algo de gimnasio, pero me faltan horas.”

¿Viven los ciclistas más que el promedio de la población?  – Pues si! Un estudio realizado por científicos españoles de la Universidad de Valencia en 2011, demostró que los ciclistas viven más años que las personas sedentarias. Analizaron las fechas de defunción de 834 ciclistas que compitieron en el Tour de Francia entre 1930 y 1964, y reflejó que la edad promedio de los ciclistas fue de 81,5 años frente al 73,5 del promedio de la población sedentaria.

Pero los años no pasan en vano y varios factores afectan nuestra capacidad física. Estos son los cambios más importantes en nuestro cuerpo relacionados con la edad:

Una disminución del Pulso máximo:

No hay manera de que un ciclista de 50 años pueda vencer a uno de 20 años en una prueba de aceleración a la par. El ciclista de más edad estará con la lengua fuera en su pulso máximo, mientras el jovenzuelo veinteañero te estará dando conversación y no se habrá despeinado.

El ejercicio no influye en la tasa de disminución de las pulsaciones, el pulso máximo disminuye progresivamente conforme envejecemos. Lo que le ocurre a un corazón entrenado, de una persona de unos 50 años, es que emite menos impulsos eléctricos por minuto, y esto afecta notablemente nuestra capacidad física, en especial en eventos de alta intensidad. En cambio, las mujeres a partir de los 45 años tienen una menor tasa de disminución del pulso máximo.

Una Resistencia aeróbica menor:

Con la edad nuestro VO2 max disminuye progresivamente y con el nuestra resistencia física. El VO2 max representa nuestra capacidad  y resistencia aeróbica, medida en mililitros de oxígeno por peso corporal (en kilogramos) por minuto.

El ejercicio mejora nuestra capacidad aeróbica y mantiene una diferencia sobre las personas sedentarias, independiente de la edad: un ciclista de 60 años bien entrenado tiene mejor resistencia aeróbica que una persona sedentaria de 20 años.

Pérdida muscular:

A partir de los 40 años, una persona sedentaria empieza a perder masa muscular, puede perder un 8% de masa muscular y a partir de los 70 años, la pérdida puede llegar al 15% por década. El deporte es nuestro aliado, y reduce e incluso elimina, la pérdida muscular. Un estudio científico, usando resonancias magnéticas, comparó los muslos de personas entrenadas frente a las sedentarias, llegando a la conclusión de que no hubo aumento de masa muscular ni tampoco disminución. Además, en ciclistas bien entrenados el porcentaje de grasa se mantiene bajo.

Perdida de la masa ósea:

La osteoporosis es una enfermedad que debilita los huesos, debido a una pérdida de la masa ósea. Generalmente relacionada con mujeres mayores, la osteoporosis afecta también a hombres, personas jóvenes y… ciclistas.

Para combatir la osteoporosis necesitamos de ejercicios de impacto, como pesas, saltos y correr. El ciclismo no es un deporte de impacto, lo cual es bueno para las articulaciones y malo para los huesos. Varios estudios han llegado a la conclusión que ciclistas tienen más posibilidades de sufrir osteoporosis que personas sedentarias, por lo que es necesario el ejercicio en gimnasio y correr.

Una recuperación más lenta:

Los ciclistas a partir de los 50 años necesitan más tiempo para recuperarse tras un largo e intenso entrenamiento. Debes llevar un plan de entrenamiento con días de alta intensidad seguidos de días de descanso o de baja intensidad. Recuerda que el descanso es muy importante en cualquier plan de entrenamiento.

Nuestros veteranos te dan cinco consejos:

  • Se constante en tus entrenamientos. Manten tu nivel de entrenamiento año tras año y nunca pares períodos largos de inactividad.
  • Esfuérzate! Pedalea siempre con intensidad.
  • Entrena con Pesas. Esto ayuda al cuerpo a mantener bajos los niveles de grasa y un alto nivel de fuerza.
  • Lleva una vida saludable: Evita las grasas, el alcohol… y aliméntate de manera correcta. Cómo mucha fruta y pescado.

“La longevidad tiene un fuerte componente genético, y algunos parecen que envejecen a un menor ritmo que otros. Pero esta claro que hacer deporte, retrasa el envejecimiento.”

 

No dejes de visitar nuestra tienda Sanferbike M30, la mayor exposición de bicis, accesorios, componentes, vestuario… de Madrid. En la calle Lozano 2, junto al Puente de Vallecas.

http://www.sanferbike.com/tiendaonline/

1 Trackback / Pingback

  1. La abuela ciclista:" Yo sin mi bicicleta no tengo vida"

Comentarios cerrados.